Dilemas de Aurora

Posts Tagged ‘tiempo

El fantasma del alma gemela, cómo saber si eres tú, él que he esperado hace tanto tiempo que ya no recuerdo cuanto hace ya.  Pareciera que las mariposas del estómago están despertando después de hibernar por tanto, que ya no sé si son ellas o sólo es que algo que comí me hizo mal.

Ese chispazo parece encenderse, pero la llama no se mantiene, sólo es por ratos y por eso dudo. Seguro eres sólo un fantasma que llega a alterar mi paz, la cual ya me había acostumbrado.

Temo conocerte más porque pueda que descubra algo que no me guste y deba de alejarme, perdiendo así esta ilusión la cual me hace bien por el momento.  No, no, no quiero alejarme si así fuera.Tiempo detente, permíteme vivir esta ilusión.

Y si me gusta lo que descubro de tí, pero a tí no te gusta lo que descubras de mí, y seas tú el que se va, sólo me quedará esta ilusión que no negaré me gusta sentir.

¿Eres un fantasma, o eres real? ¿Acaso te he idealizado tanto, y no eres cómo creo que eres?  Cómo podré saberlo, para continuar en esto o alejarme. Que en el pasado, las decepciones son crueles y el tiempo se tarda mucho en sanar. Si tan sólo supiera que te sientes igual, podría ser….. pero no me das pistas y no puedo revelarme para evitar mi perdición……

fantasma_amor

 

 

 

 

 

Anuncios

Tratar de emprender algo, usualmente un negocio, una idea, conlleva a que empieza primero porque es algo que pensó una persona casi siempre es alguien común y corriente, que a la vista de los demás, es una más del montón. La persona siente en su interior que puede llevar a cabo su idea, su anhelo, que cree que si hay fuerza suficiente podría llegar a hacer algo grande o lo bastante significativo para marcar una diferencia.

El problema de emprender como es el nombre del post, es que esta lucha se vuelve más pesada conforme avanza el tiempo, las cosas no salen tan sencillas como se espera, cosas nuevas aparecen para resolver y lo más fuerte es soportar la actitud obvia y no obvia (que algunas veces la gente no se da cuenta de lo que hace sentir) de los demás hacia la persona, quieres que te tomen más en serio. Es cierto que tu idea o negocio no es grande, va muy pequeña todavía, quizá ni tienes ningún bien material que haga ver que has triunfado quizá un poco, y en este mundo de apariencias eso puede ser un problema.

También, hay que luchar con nuestros propios sentimientos, en especial la envidia, a veces te topas con otros que quizá tuvieron alguna ventaja en la misma rama que te dedicas y están muy bien, tan bien que puedes pensar ¿para qué luchar si ya hay alguien más que lo logró? Esto puede bajar el entusiasmo, pero hay que recordar que uno lo está haciendo porque uno quiere, porque es una meta personal, de demostrarse a si mismo,y al mundo que aunque parezca que perdemos el tiempo, que no tenemos oportunidad, que vamos muy lento, que aún nos queda la chispa que nos permite seguir adelante, esa chispa que nos hizo iniciar nuestro emprendimiento.

Nada es imposible

El problema de emprender

Un sueño, pienso que también se le podría llamar meta, algo que se añora, que se quiere ya sea tener o realizar. Puede que alcanzar ese sueño, lleve mucho más tiempo que el que se imaginaba y conforme pasa el tiempo, esa llama se convierta en una pequeña chispa, intermitente que unas veces se enciende, otras está apagada.  Lo que mata el sueño, puede ser las cosas que se dejan de hacer o tienen que hacer, las consecuencias que se sufren con tal de avanzar hacia el sueño. ¿Por qué? Porque el resto de las personas de nuestro alrededor sigue su vida, y tu modificas tu vida, para seguir ese sueño, los demás no, ellos están tranquilos (al menos eso nos parece).

alcanzar un sueño

alcanzar un sueño

Es difícil  ir a una dirección porque es tu deseo no una imposición y ver que el resto va en otra y no están pasando lo que tu sufres. Pero eso es la recompensa al alcanzarlo, el recordar todas esas desventuras que se padecieron en el camino hasta llegar a esa meta. Si sientes que desfalleces, quizá sólo debas variar tu ruta, no permitas que el peso de problemas que se dejan caer encima  hundan demasiado, puedes hacer una pausa para tomar un respiro y analizar cómo lo has hecho.

Ten en cuenta, que todos en esta vida sufrimos nuestras propias adversidades, no todos las asimilamos por igual, la frustración, desesperación, rabia es una característica humana, es natural. Así también como mantener la esperanza, la motivación que nos hizo lanzarnos a emprender el camino hacia alcanzar nuestro sueño, por lo que tú decides hasta cuando seguir, cuanto más soportar, sin embargo vale la pena hacer el esfuerzo de seguir adelante.

Esta es una bonita frase: Nada digno de poseer llega sin alguna clase de lucha.

Si, es cierto. Cuántos proyectos tenemos “pendientes”, siempre le echamos la culpa al tiempo, pero muy adentro de nosotros sabemos que no lo es, llega el momento en el que sí podemos hacerlo, pero hay alguna razón más poderosa que sólo nosotros sabemos internamente, por la cual no queremos hacerlo y siempre buscamos la primera cosa que se ponga enfrente para tomarla de excusa.

Tengo que limpiar mi cuarto, pero no tengo tiempo (mentira, has tenido oportunidad, pero realmente no quieres hacerlo, sabes que estarás mucho tiempo allí, y de todas formas a la semana estará igual. Y qué con algún proyecto de la universidad o colegio, porqué siempre se hace a última hora? Para qué gastar este fin de semana en adelantar un poco de ese trabajo, mejor salgo a pasear, veo tele, navego en internet, total lo tengo que hacer, (claro la noche anterior de la entrega, no has dormido ni una hora) y el proyecto va a medias. 

 Hay veces que tienes proyectos personales que tú quieres llevar a cabo pero cuando tienes un tiempo para ellos no sabes ni por dónde empezar y eso te abruma, y al final no haces nada, total tú eres quien decide cuando empezar. Así es como pasa el tiempo y cuando te das cuenta hace mucho tiempo que habías decidido hacer algo y nunca lo empezaste.

Por ejemplo, ¿por qué hay tanta gente que sólo cierra pensúm y nunca se gradúa? R: porque nunca termina su tesis, si es que la empieza. Lastimosamente el tiempo no se puede guardar, si quieres hacerlo algo, más vale que te obligues a empezar a hacerlo y mantengas la constancia de continuar haciendolo hasta que termines. Y tú lector, cómo luchas contra tí mismo, cómo manejas los momentos de debilidad al momento de hacer las cosas? y no me refiero a la presión de un jefe, un padre o un maestro. Me refiero a cosas que tú quieres hacer, pero cuando llega el momento de hacerlas, como que mejor empiezo mañana……