Dilemas de Aurora

Posts Tagged ‘oportunidad

Un titulo divertido, pero cierto. Creo que tod@s hemos pasado eso, una y otra vez hasta el cansancio a través de los tiempos, en especial los solteros/as, aunque no dejo de lado a los que ya tienen pareja. Y es que cúpido se encarga de flechar si, pero solo a uno de los dos y ahi es donde las cosas no funcionan para nadie. Porque si la persona está tan tranquila en su vida, tiene que aparecerse alguien que simplemente te “hechiza” por asi decirlo, y no digo necesariamente por su aspecto físico, sino por su personalidad, gustos, etc.

Que te hace darte cuenta que en el mundo hay más personas, aparte de las que ya conoces. Esa persona que nos sorprende por ser como es, que nos atrae sin querer, que nos empieza a quitar el sueño, que nos hace pensar en buscar una forma de volver a verla y hablar. Algunas veces estos síntomas, se pueden cortar cuando nos enteramos de algún aspecto más relevante:tal como si ya tiene compromiso, si está solo de paso y no hay forma de hacer mucha plática, tiene algún vicio que pesa más que cualquier cosa, pero cuando no hay nada y todo parece ser perfecto para ambos (según tu), resulta que tú eres simplemente otro mortal más en su vida.

cupido falla

cupido falla

En este punto es donde le digo a Cúpido que para que nos flecha sino tenemos oportunidad, la gente se vuelve loca con ese sentimiento que florece pero que no es correspondido, que le hace sentir peor cuando hace alguna lucha y sin ningún resultado positivo. Porqué no flecha a ambos, asi las cosas serían más sencillas, solo un lado lucha y consigue frustración. Este es un motivo porque anda tanta gente cansada del amor, que prefiere encerrar el corazón en una caja fuerte y tirar la llave al mar, porque en la vida hay suficiente preocupaciones como para estar viendo si le hacen caso, si se fijan en el/ella, y todavía peor estar mendigando amor a alguien que simplemente no fue flechado y que no es su culpa, por tal razón Cúpido, si no puedes hacer bien las cosas, vete y muchas gracias. Que la humanidad ya está cansada que no le atinas.

Tratar de emprender algo, usualmente un negocio, una idea, conlleva a que empieza primero porque es algo que pensó una persona casi siempre es alguien común y corriente, que a la vista de los demás, es una más del montón. La persona siente en su interior que puede llevar a cabo su idea, su anhelo, que cree que si hay fuerza suficiente podría llegar a hacer algo grande o lo bastante significativo para marcar una diferencia.

El problema de emprender como es el nombre del post, es que esta lucha se vuelve más pesada conforme avanza el tiempo, las cosas no salen tan sencillas como se espera, cosas nuevas aparecen para resolver y lo más fuerte es soportar la actitud obvia y no obvia (que algunas veces la gente no se da cuenta de lo que hace sentir) de los demás hacia la persona, quieres que te tomen más en serio. Es cierto que tu idea o negocio no es grande, va muy pequeña todavía, quizá ni tienes ningún bien material que haga ver que has triunfado quizá un poco, y en este mundo de apariencias eso puede ser un problema.

También, hay que luchar con nuestros propios sentimientos, en especial la envidia, a veces te topas con otros que quizá tuvieron alguna ventaja en la misma rama que te dedicas y están muy bien, tan bien que puedes pensar ¿para qué luchar si ya hay alguien más que lo logró? Esto puede bajar el entusiasmo, pero hay que recordar que uno lo está haciendo porque uno quiere, porque es una meta personal, de demostrarse a si mismo,y al mundo que aunque parezca que perdemos el tiempo, que no tenemos oportunidad, que vamos muy lento, que aún nos queda la chispa que nos permite seguir adelante, esa chispa que nos hizo iniciar nuestro emprendimiento.

Nada es imposible

El problema de emprender